Recreando un sello pintadera

SONY DSC
Colgantes – Cerámica. Diseño Claudia Díaz Gronlier.

Visitar el Museo Canario en Las Palmas de Gran Canaria, es un estímulo y un viaje en el tiempo.

El diseño de estos colgantes cerámicos partió del concepto del sello pintadera, distintivo de los distintos clanes de los antiguos habitantes de la Isla. A pesar de que los elementos decorativos que componen esos sellos son siempre figuras geométricas: triángulos, cuadrados, círculos…, no existe uno igual al otro.

pintadera caja blog

En el proceso de diseño de los colgantes -que están hechos a mano y diseñados sobre el barro fresco de forma improvisada- a pesar de basarme en los motivos geométricos de un sello pintadera, no hay uno igual al otro, porque el mismo proceso de ejecución me llevó a este resultado.

 

Ilustrando un cuento en barro.

3

Para cualquier lector, abrir un libro es un viaje, una aventura, una cita con alguien al que quizás vas a conocer por primera vez, o quizás lo vas a redescubrir, es una cita con la imaginación, con la reflexión, es una cita con tu yo más íntimo.

Leer es uno de mis mayores placeres, algo que practico desde hace muchos años. La cerámica es un mundo que se ha incorporado a mi vida recientemente pero, Dios sabe con qué fuerza.

Estas fichas cerámicas son la provocación de una lectura -El lagarto de La Fortaleza-, una lectura que, según su autora, Sandra Franco Álvarez, está dirigida a lectores de 8 a 108 años.

1

detalle

Mi intención ha sido crear unas piezas de barro que se identifiquen con la cultura de los antiguos habitantes de esta tierra, para ello utilizo los colores naturales del barro: negro, blanco y rojo, y pinto como quizás pintaban los indígenas las paredes de sus cuevas y sus cuerpos. Me apoyo en su estética y mi visión contemporánea.

 

QR VIDEO

 

These ceramic tokens are the provocation of a reading -El lagarto de La Fortaleza-, a reading that, according to its author, Sandra Franco Álvarez, is aimed at readers between 8 and 108 years old.

My intention has been to create some pieces of clay that identify with the culture of the ancient inhabitants of this land, for this I use the natural colors of clay: black, white and red, and I paint like maybe the natives painted the walls of their caves and their bodies. I rely on your aesthetic and my contemporary vision.

 

 

 

 

Feria de artesanos Navidad 2017. Porcia. Italia.

Un gran recuerdo. ¡Mi primera Feria! Nada más y nada menos que en Italia, cuna de la cerámica. Con esta Feria culminé mi estancia de prácticas Erasmus, en el Taller de Alessio Moras, un encanto de persona y un gran trabajador, ceramista especializado en vajillas de diseño para chefs.

Puso a mi disposición su taller, donde pude crear mis piezas para esta Feria. Todo un lujo.

Gracias Alessio.

A great memory. My first Fair! Nothing less than in Italy, the cradle of ceramics.

Premio Nacional de Arte 2017. Faenza. Italia.

Una estupenda noticia. Un trabajo realizado con entusiasmo y cuyo resultado me satisfizo mucho.

La idea era crear un plano de una ciudad hipotética con láminas de porcelana. Un material ideal para esta creación.

Si lo miras con atención descubrirás rotondas, rieles de ferrocarril, edificaciones, espacios libres, todo visto a vuelo de pájaro.

Su superficie irregular de láminas sobrepuestas crea un juego de luces y sombras que resalta la tercera dimensión y la blancura de la porcelana crea el efecto de una ciudad encalada.

Me siento feliz de haber participado en este trabajo y de su reconocimiento.

La arcilla.

La arcilla es el producto final del envejecimiento geológico de la superficie de la tierra, es el producto de la meteorización de las rocas.
Los lechos de rocas desintegradas, de los que se ha eliminado (por efecto del agua de lluvia) la mayor parte de la materia soluble, pueden gradualmente elevarse a la superficie de la tierra, donde le espera la pala del ceramista.
La composición de la arcilla es muy parecida a la de la corteza terrestre, entre los óxidos que la componen, los principales, por su alto contenido en la arcilla, son el óxido de sílice (SiO2) y la alúmina (Al2O3). El resto de los óxidos que la componen pueden considerarse impurezas.
Existen diferencias entre los distintos tipos de arcillas, la más pura –la más blanca- es el caolín, por su bajo contenido en óxido de hierro (Fe2O3) y otras impurezas.
Hay arcillas en su estado natural que contienen impurezas como álcalis solubles o cal que no son apropiadas para el uso cerámico. Esta presencia puede detectarse por la costra de coloración blanca en la arcilla seca.
La naturaleza física de la arcilla, que le da esa gran plasticidad (con presencia de agua en su proporción adecuada toma la forma que se le dé), se debe a la forma de sus partículas y su tamaño extremadamente pequeño. La plasticidad que tiene la arcilla es la que permite modelar infinidad de formas. Estas formas se traducen en objetos cerámicos cuando han pasado el proceso de cocción.

La porcelana -el oro blanco.

SONY DSC
Vajilla cerámica de porcelana. Diseñada y elaborada por Claudia Díaz Gronlier.

 

La porcelana tiene sus orígenes en China, en la ciudad de Jingdezen -ciudad de la porcelana-, que tiene las canteras de caolín mayores del mundo -Kao Lyn (Montaña Blanca).
Los emperadores chinos producían su propia porcelana, por eso las porcelanas se clasifican según las dinastías reinantes, se conoce como el período de las cinco dinastías que abarcó desde el año 907 hasta el año 960 aproximadamente, sus nombres fueron Liang, Tang, Ching, Han y Chon, y Dinastía Song (960 a 1279).

Fue Marco Polo quien llevó el primer frasco de porcelana a Venecia, y quien le da el nombre de porcelana, que procede de un término de la jerga veneciana -porcella-, como llamaban a las conchas de caurí, blancas y muy suaves al tacto. 

Marco Polo habla de la ciudad de Tiungiu y dice: «hacen los platos de porcelana grandes y pequeños y los más bellos que verse puedan…»

El descubrimiento de las rutas marítimas de las Indias en el S. XVI favoreció la exportación de la porcelana a Europa, este producto se dio a conocer como el “oro blanco”, se vendía por su peso en oro, a precios desorbitados.

En Europa, Alemania e Inglaterra comienza una ardua batalla por descubrir el secreto de la fabricación de la porcelana. Se emplea gran cantidad de dinero y de esfuerzo de matemáticos y alquimistas, que se entierran en laboratorios custodiados por la guardia Real, entregando sus vidas al descubrimiento de la fabricación de la porcelana.

En 1707, en Meissen, Alemania, el alquimista Botgger y el matemático Tschirnhaus consiguen fabricar la porcelana.

Johann Ehrenfried

El elector de Sajonia funda, en su castillo de Meissen, en 1709, La Real Fábrica Sajona de Porcelana -la primera de Europa. A continuación se crearon otras fábricas en Europa como Sévres, Limoges, Copenhague, Langenthal y otras.

RECOMENDACIÓN:

portada libro _000029Para los amantes de la porcelana recomiendo una agradable y estimulante lectura, El oro blanco, que nos lleva de la mano de Edmund de Waal por los añejos entresijos de las fábricas de porcelana en la milenaria China.